Leucemias y linfomas, los cánceres en niños

Leucemias y linfomas, los cánceres en niños

El Hospital de Pediatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, atiende entre 100 y 150 casos nuevos de cáncer infantil cada año, provenientes de diversas partes del noroccidente del país. De ellos, el 80 por ciento son leucemias (cáncer en sangre) y linfomas (cáncer en sistema linfático), indicó el jefe de la división médica del nosocomio, Roberto Garibaldi Covarrubias.

Otros tipos frecuentes de cáncer en menores de 16 años de edad son los tumores del sistema nervioso central y en otras partes del cuerpo, como los huesos. Cuanto más temprano se detecte el problema, mayores probabilidades hay de curación.“El cáncer finalmente es agresivo porque estamos ante una enfermedad que no tiene palabra de honor. Los buenos resultados que hemos tenido tienen mucho que ver con que son detectados y atendidos a tiempo, de manera que los pacientes puedan completar su tratamiento".

La agresividad depende del estadio en que se encuentre el paciente, si es avanzado, la posibilidad de éxito es muy pobre. Lo ideal es ofrecerle al niño el mejor porcentaje de curación.

Aunque el cáncer infantil se ha atribuido a factores muy concretos como la exposición a sustancias utilizadas en el campo, el especialista aseveró que el cáncer también se presenta en entornos urbanos e incluso en niños que aparentemente no tenían ningún factor de riesgo, por lo que pidió a los padres de familia estar al tanto de síntomas que pudieran evidenciar un problema de este tipo.Ente ellos, están el cansancio o agotamiento sin razón aparente, pérdida de apetito, apatía, fiebre que no ceda a tratamiento, sangrado frecuente de encías o nariz, coloración roja o morada en la piel a manera de puntos (petequias), dolor de huesos y/o articulaciones, moretones sin causa aparente, ganglios inflamados en el cuello sin datos de infección, así como palidez en el rostro.

“Dependiendo del cáncer del que estemos hablando, podemos hablar de cierto rango de edad. En el caso de los linfomas, tienen dos presentaciones, una en escolares, y hay un pico en adolescentes. Los retinoblastomas (cáncer ocular) se presentan más en lactantes o recién nacidos. Hay muchos tipos de cáncer en niños y todos debemos trabajar para detectarlos a tiempo y ofrecerles el mejor tratamiento”.

 

Con información de El Debate